Inversores globales en busca de ofertas inmobiliarias en España

España se ha convertido en un imán para los cazadores de gangas globales. Los precios inmobiliarios han bajado hasta un 50 por ciento desde su punto máximo durante una burbuja inmobiliaria, y los inversores de Asia a los Estados Unidos y Gran Bretaña están acudiendo a España para tratar de atrapar el alza.

Los vuelos de British Airways a Madrid están repletos de ejecutivos de bienes raíces con sede en Londres. El fondo de cobertura Baupost está comprando centros comerciales, Goldman Sachs y Blackstone están comprando apartamentos en Madrid, y los fondos de Paulson & Company y George Soros son inversores ancla en un vehículo de inversión en bienes raíces español que cotiza en bolsa. Kohlberg Kravis Roberts acaba de comprar una participación en un complejo de parques de atracciones en España. Las grandes firmas de capital privado y los bancos se están uniendo y compitiendo entre sí en enormes carteras de préstamos con nombres como Project Hercules y Project Octopus.

«Es surrealista», dijo Dilip Khullar, un veterano de 25 años de la inversión inmobiliaria española y director de Cadena, un fondo de inversión. «Un día es el peor lugar del mundo para comprar bienes raíces y el otro es el mejor».

Fuente de la noticia